viernes, 7 de octubre de 2011

Pulcinella

Ballet en un acto. Con coreografía de Leonid Massine, música de Giovanni Battista Pergolese, arreglos de Igor Stravinsky y libreto de Diaghilev y de Massine.

Es el primero de los ballets neoclásicos de Stravinsky que fue puesto en esc
ena en la Ópera de París el 15 de mayo de 1920, interpretado por los Ballets Rusos de Diaghilev.

Pulcinella marca el definitivo "viraje neoclásico" de
Stravinsky, la recuperación del pasado musical a través de reelaboraciones del material de otros autores y de formas y estilos tradicionales. El trabajo de Stravinsky sobre material de Pergolesi (y de otros autores) fue una auténtica reinvención de la música en cuestión, renovando los caracteres tímbricos e introduciendo instrumentos modernos.

El argumento está extraído de un manuscrito fechado en 1700, que fue encontrado por Diaghilev en Nápoles y que contenía diferentes narraciones sobre el tradicional personaje de Pulcinella, originario de los populares teatros de títeres italianos y difundido después por toda Europa.

El buen humor y la alegría son las características principales de esta obra, de cuya coreografía Massine llevó la revisión completa en el año 1971, para la Scala de Milán. Además coreógrafos como Fyodor Lopokov, Kurt Jooss, George Balanchine y Jerome Robbins han realizado distintas versiones del ballet, que ha llegado a convertirse en un clásico. En 1990, el Scapino Ballet de Rotterdam puso en escena una interesante versión, con coreografía de Nils Christe, cuya ambientación está claramente inspirada en las escenas de la vida popular veneciana que aparece en algunas de las pinturas italianas del siglo XVIII.

ARGUMENTO


La historia comienza con la aparición en una plazoleta de dos galantes caballeros, Coviello y Florindo, que cortejan con escaso éxito a Rosetta, hija del Dottore, y Prudenza, hija de Tartaglia. Las muchachas se ríen abiertamente de sus dos galanes.
Llega Pulcinella a la plaza, y empieza a ejecutar una apasionada serenata acompañada por el sonido estridente de un violín y una danza desenfrenada. Salen Prudenza y Rosetta de su casa, ambas están enamoradas de Pulcinella, pero éste es el prometido de Pimpinella, la cual ha visto la actuación de sus dos rivales y se enfada con su prometido. A su vez, los dos galanes atacan a Pulcinella y le dejan en el suelo. Las tres muchachas le socorren y le consuelan.
Los dos caballeros vuelven a aparecer, envueltos en largas capas, y con una estocada dejan desfallecido a Pulcinella, que se finge muerto y deja que sus agresores huyan. Aparecen cuatro pequeños pulcinelli; éstos transportan a otro Pulcinella desvanecido, lo dejan en el suelo y lloran desconsoladamente.
Llega el Dottore quien sentencia que Pulcinella está muerto. En este instante aparece el Mago que, con un gesto autoritario, ordena al presunto cadáver que se levante. Éste es en realidad Furbo, amigo de Pulcinella, y se pone de pie en medio de la algarabía general. A su vez el Mago, que es el verdadero Pulcinella disfrazado, se une a la fiesta.
Ignorando todo lo ocurrido, Florindo y Coviello llegan a la plaza vestidos como Pulcinella, con la intención de conquistar a Prudenza y Rosetta. Al intercambio general de papeles se une también Furbo, que pretende cortejar a Pimpinella. Es interrumpido por un furioso Pulcinella.
Furbo se pone las ropas del Mago y se prepara para celebrar las bodas de las parejas.

La única versión que he encontrado es la del Scapino Ballet de Rotterdam.