viernes, 7 de octubre de 2011

Chassé

El bailarín desplaza un pie arrastrándolo por el suelo, hacia adelante o bien en diagonal. En un segundo movimiento, el otro pie del ejecutante ocupa la posición que tenía el primer pie.