viernes, 7 de octubre de 2011

La Flor de Piedra



Se trata del último ballet de Prokofiev, quien ni tan siquiera pudo ver el estreno en el Teatro Bolshoi de Moscú el 12 de febrero de 1954, ya que murió el 5 de marzo de 1953.

Ballet con libreto de Lavrovsky y M. Mendelssohn (esposa del compositor) basado en un relato popular de P. Bazhov - El vaso de malaquita - proveniente de los Urales.

La acción se desarrolla en la región de los Urales, donde Danilo, un picapedrero, sueña con tallar una flor hecha de piedras preciosas de la montaña de cobre. Katerina es su novia. En su fiesta de compromiso aparece la Dueña de la montaña de cobre, que es la única que posee el secreto de como tallar una flor de piedra. Danilo decide acompañarla para cumplir su deseo.

Mientras Katerina echa de menos a Danilo es acosada por Severyan, el capataz de los mineros. En la feria del pueblo, la dueña de la montaña aparece para castigar a Severyan, quien se hunde en el abismo, donde van a parar los seres malvados.

Katerina, guiada por el espíritu del fuego, llega a la montaña de cobre. Danilo echa de menos a su pueblo, del cual la dueña de la montaña le mantiene alejado. Tras el dulce reencuentro entre Katerina y Danilo, la dueña de la montaña intenta que Danilo no la abandone, pero acaba renuciando ante el amor de los dos jóvenes.
Fue un gran éxito en la URSS pero hasta hace poco tiempo no se estrenó y recuperó para el resto del mundo. La explicación es que es el ballet mas ruso-soviético de Prokofiev : una especie de epopeya del obrero-artesano que busca el modo de hacer llegar el gran arte al mundo, que se puede entender como una metáfora de la lucha por la emancipación del pueblo trabajador.

En 1957, en el Teatro de Kirov de San Petersburgo, Grigorovich estrenó una nueva versión que simplificaba la trama respecto de la versión original. Y lo recuperó para el resto del mundo. Hizo de Danilo la encarnación del artista, en el fondo es la manifestación poética del ballet romántico: James, el aldeano escocés que abandona su vida sencilla para perseguir a la sílfide, en este caso sería la inspiración. La doble dimensión de lo real y lo fantástico. Mientras, Katerina, por un lado es fragil e infantil, pero por otro, termina por demostrar un gran coraje guiada por su amor hacia Danilo.
Las danzas populares son la base del vocabulario coreógrafico de las escenas reales. Las escenas fantásticas, sin embargo, están realizadas sirviéndose de la danza clásica...es distinto para la pareja protagonista que se expresan usando el vocabulario de la danza clásica.