viernes, 7 de octubre de 2011

Paquita


Ballet en dos actos y tres escenas, con libreto de Paul Foucher, coreografía de Joseph Mazilier y Música de Édouard Delvedez. Fue estrenado el 1 de abril de 1846 en la Ópera de París.

Al año siguiente, Petipa produjo Paquita para su debut en San Petersburgo. Pero la versión definitiva, que ha perdurado hasta hoy, es de 1881. Petipa le encargó a Ludwig Minkus, compositor oficial de los Teatros Imperiales, y autor de la música de sus dos últimos grandes éxitos - Don Quijote y La Bayadera - que compusiera una nueva música para el grand pas y para el pas de trois. Petipa nos muestra aquí su magistral dominio del lenguaje clásico en el gran pas classique, las 4 variaciones de bailarinas solistas y la mazurca des enfants. Esta nueva pieza coreográfica pasará a la posteridad exhibiendo todas las posibilidades del virtuosismo, y destinada al total lucimiento de los artistas. Y también es un claro ejemplo del estilo francés exportado a San Petersburgo.
Balanchine hizo dos versiones del pas de trois: para la compañía del marqués de Cuevas (1948) y para el New York City Ballet (1951). Danilova realizó la coreografía del primer acto para los Ballets de Montecarlo (1949) y Nureyev montó el gran pas que él mismo interpretó junto a Margot Fonteyn (1964), y que luego bailaron Bresovasova en la Scala de Milán y los bailarines de la Ópera de Viena (1970) y el American Ballet (1971). En 1980 el Royal Ballet interpretó una versión de Samsova, y aquel mismo año Natalya Makarova creó una nueva coreografía para su compañía.

Argumento : Se sitúa en la España de la invasión napoleónica, en la ciudad de Zaragoza. La protagonista es una joven gitana llamada Paquita.

Acto I
Cuadro 1: El valle de los Toros, en los alrededores de Zaragoza.

  Un cantero esculpe una inscripción en una lápida de mármol. El general francés conde d'Hervilly explica al gobernador español Don López de Mendoza y a su hermana Serafina (prometida de Lucien, hijo del conde) que la lápida se está construyendo en memoria de su hermano Charles, que murió en una masacre en ese mismo lugar llamado valle de los Toros unos cuantos años atrás.
  En la aldea empieza la fiesta. Don López de Mendoza pone la mano de su hermana sobre la de Lucien, pero en vez de alegría, en su actitud se nota una clara resignación que tiene que ver con la necesidad estratégica y política de esta unión. A la fiesta llegan los gitanos con su líder, Iñigo, que está enamorado de Paquita, éste al darse cuenta de que ella no ha llegado sale a buscarla, entonces hace su entrada Paquita con unas flores que había estado recogiendo, y cuando llega Iñigo la reprende y al quedarse solos el le declara su amor pero ella le rechaza. Iñigo le roba el medallón que lleva siempre consigo y que representa al padre que nunca conoció. Los gitanos y Paquita bailan para Lucien y sus invitados, y éste queda prendado por ella. Cuando termina la danza, Lucien le pregunta como una muchacha tan distinguida procede de una familia gitana. Ella intenta mostrarle el retrato de su padre pero entonces se da cuenta de que lo ha perdido. Pese a todo, Lucien la invita a ir con él, pero ella rechaza el ofrecimiento.
  El gobernador aprovecha los celos de Iñigo para organizar un complot para matar a Lucien.

Cuadro 2: En casa de Iñigo, jefe de los gitanos.

  Paquita se esconde ante la llegada de Iñigo y el gobernador (que oculta su identidad) y escucha sus planes. Cuando Lucien llega a casa de Iñigo, Paquita intenta explicarle con signos lo que planea el gitano. En el momento de beber el vino, la joven cambia hábilmente los vasos y es Iñigo el que toma el veneno, antes de quedarse dormido, al sacar un pañuelo para secarse el sudor se le cae el medallón y Paquita lo recoge. Una vez dormido, Paquita y Lucien escapan por la chimenea.

Acto II
Cuadro 3: Recepción en el palacio del general d'Hervilly. 

  Llegada de los invitados entre los que están el gobernador y su hermana. El salón donde se desarrolla está presidido por un gran retrato de Charles d'Hervilly. De repente aparecen Lucien y Paquita que explican lo sucedido. Lucien insiste en que la joven le ha salvado la vida. Entonces ella señala al gobernador como artífice del plan, por lo que es arrestado. Lucien les dice a sus padres que se quiere casar con Paquita, pero ella consciente de la diferencia social que les separa dice que no, pero cuando está a punto de irse se da cuenta de que el retrato que preside la sala es el mismo que lleva ella en su medallón. En realidad Charles d'Hervilly era su padre y ella fue la única superviviente de la masacre. De este modo se reconoce su noble estirpe, que le permite casarse con Lucien.