lunes, 18 de febrero de 2013

Adhonay Soares da Silva, ganador del Prix de Lausanne 2013.


Bailarín brasileño de 15 años, del Estado de Goiás. Alumno del Ballet Joven del Centro Cultural Gustav Ritter y de ballet clásico del Centro de Educação Profissional em Artes Basileu França (CEPABF) em Goiânia, ambas escuelas públicas. 

La escuela de danza del Centro Cultural Gustav Ritter se creó en 1989. El ingreso se realiza a través de pruebas de aptitud, niños de 6 a 11 años. Al ser pública busca la formación y el acceso de personas de bajos ingresos en el arte de la danza. 
En 1995, tras la visita de Jane Stanley, profesora de la Royal Academy of Dance de Londres, para evaluar la escuela, se adoptó el método Royal, basado en el método Vaganova. 

Adhonay fue ganador en la 29ª edición del Festival de Danza de Joinville en 2011, por lo que fue nominado para participar en el Youth American Grand Prix (YAGP) en Nueva York, donde consiguió la Medalla de Oro en 2012.
Elegido Mejor Bailarín en el Festival de Danza de Joinville 2012, el premio fue participar en la selección del Prix de Lausanne Sudamérica en Argentina. 
Esta selección se llevó a cabo entre el 30 de septiembre y el 5 de octubre de 2012 en el teatro del Lago  de Carlos Paz, Córdoba, Argentina. Los 46 bailarines participantes, provenientes de Argentina, Paraguay, Perú, Brasil, Colombia y México, realizaron una primera ronda con las variaciones clásicas y la segunda con las contemporáneas, de los que 12 pasaron a la Final, y en la Gala Final se dio a conocer los 3 que obtenían la beca para el Gran Prix de Lausanne 2013. En este caso los tres seleccionados fueron brasileños : Adhonay Soares Da Silva, Verónica Vasconcelos Da Silva y Bianca Gómez Vilarinho Teixeira. El premio consiste en viajar a Suiza con todos los gastos pagados. 




A estos tres se unieron a través de la selección oficial por vídeo : Luciana Abreu de Sousa (Brasil), Yuri Marques da Silva (Brasil) y Lucas Erni (Argentina). 

El Concurso Internacional para Jóvenes Bailarines Prix de Lausanne (41 edición) se ha celebrado entre el 29 de enero y el 3 de febrero. De los 82 participantes iniciales, 20 fueron seleccionados para la final. Los premiados fueron :

Adhonay Soares Da Silva - Mejor Bailarín y Premio del Público
Joel Woellner - Mejor Interpretación Contemporánea
Miko Fogarty - Mejor Candidato Suizo

Y las 8 becas fueron para : Adhonay Soares (Brasil), Joel Woellner (Australia), Li Wentao (China), Mayasa Yamamoto (Japón), Leticia Domingues (Brasil), César Corrales (Canadá), Francisco Sebastiao (Portugal), Zhang Jinhao (China). 

Variación clásica. "Harlequinade".


Según su profesora, Simone Malta, estaba indeciso entre las escuelas del Ballet de Stturgart  y del Royal Ballet, ambas se comprometieron a seguir con su formación cuando se acabe el año de la beca, ya que el curso son tres años en total. Al final se ha decidido por la John Cranko School de Stuttgart


Joel Woellner : Se ha decidido por el Houston Ballet
Francisco Sebastiao : San Francisco Ballet School
Li Wentao : Dutch National Ballet Junior Company
Cesar Corrales : San Francisco Ballet School
Zhang Jinhao : English National Ballet School

El Prix de Lausanne es un concurso internacional para bailarines de todas las nacionalidades, de 15 a 18 años que aún no son profesionales. Se diferencia de otros concursos en que los candidatos no sólo son evaluados según lo realizado en sólo una noche, o cuando presentan sus variaciones en el escenario, si no también durante las clases de clásico y contemporáneo a las que asisten durante los cuatro días previos a la final, lo que significa que la competencia se realiza durante una semana. 
Se evalúa el potencial de los candidatos como bailarines de ballet considerando : la habilidad artística, las aptitudes físicas, el coraje e individualidad, una respuesta imaginativa y sensible a la música, una comprensión clara en la forma de comunicar las diferentes dinámicas de movimiento y la facilidad técnica, control y coordinación. 
El objetivo del Prix de Lausanne es facilitar a los jóvenes ganadores un debut profesional proporcionándoles la oportunidad de mejorar sus habilidades en una de las más refinadas escuelas de danza durante un año sin gastos, o beneficiándolos con un año de estudios en una compañía profesional de danza internacional. 
El Prix de Lausanne contribuye en preservar la tradición del ballet clásico, mientras asegura la integración del mismo en un mundo que cambia constantemente. 
Desde 1973 el Prix de Lausanne ha premiado a muchos bailarines y ha permitido que otros tantos se beneficien de becas en excelentes escuelas de ballet. Un gran número de ellos ha alcanzado una carrera internacional como bailarines principales de las compañías más reconocidas del mundo, caso de Alesandra Ferri, Darcey Bussel, Viviana Durante, Julie Kent, Jose Martínez, Carlos Acosta, Marcelo Gomes, etc....